Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra [Política de Cookies] Aceptar cookies

Más de 65 años contigo

En el año 1939 tiene lugar la creación, por parte de su precursor Don José Cuerva Cobo, de un taller especializado en trabajos de reparaciones mecánicas y eléctricas e instalaciones en Alta y Baja Tensión.

Posteriormente, y coincidiendo con la incorporación en la empresa de su hijo Don Gerardo Cuerva Vallet, se inicia la distribución de energía eléctrica, previa construcción de redes para el suministro de electricidad a poblaciones aisladas de la provincia. Fue entonces cuando se constituyó  Distribuidora Eléctrica Bermejales que, con un embalse del mismo nombre en el río Cacín, ha sido, y es, el estandarte del negocio familiar, adquiriéndose en un breve lapso de tiempo Eléctrica Alpujarreña y fundándose la sociedad Eléctrica Luz del Temple.
 
Es en el año  1962 cuando entra  en funcionamiento el aprovechamiento hidroeléctrico del Embalse de “Los Bermejales” y a finales de los años 80 y principios de los 90 se reforma y amplia con una nueva instalación que cuatriplicaba su potencia. Entre 1990 y 1991  se impulsaron la rehabilitación y puesta en marcha de las Centrales de “La Vega"  (Monachil, GRANADA)  y Arquillos (Linares, JAEN). La compañía logró también la concesión eléctrica de pueblos de nuevo cuño que se construyeron con los planes de colonización que tuvieron lugar durante los años sesenta, aunque no estuvieron exentos de momentos financieros complicados que obligaron a vender algunas de estas concesiones.

Considerada una autentica empresa de energías renovables por sus actuales propietarios, algunos años se dedicaron a adquirir aprovechamiento de agua, como el de Cubillas, que las grandes eléctricas abandonaban, viéndose obligados a vender por ley los autoproductores en los años ochenta. Esto sucedió hasta que las grandes empresas del sector se percataron del valor de estos saltos y optaron por cancelarlos.

Con el fallecimiento en el año 2001 de D. Gerardo Cuerva, desaparecía la cabeza visible y de referencia del negocio familiar. Conjurando la leyenda que atribuye el fin de las empresas familiares en la tercera generación, sus descendientes optaron por solicitar financiación para adquirir la totalidad de las acciones de la empresa, siendo así, únicamente los hermanos Cuerva Valdivia los propietarios de todo el grupo empresarial.
    
A partir de ese momento y durante los cinco últimos años, tres  empresas distribuidoras de energía se han incorporado al grupo:

1.    HIDROELÉCTRICA SAN BUENAVENTURA SL, que suministra las localidades de Alcudia de Guadíx y Exfiliana.
 
2.    ELÉCTRICA DEL GUADALFEO SL, que suministra la comarca de La Alpujarra en Granada.

3.    ELÉCTRICA SAN GREGORIO SL, distribuidora que suministra electricidad al municipio de La Calahorra en Granada.

Entre 2007 y 2009 se desarrollaron  y pusieron  en marcha varios proyectos que incluyeron  una nueva línea de Alta Tensión entre Gabias y Escúzar junto con una nueva subestación en Escúzar, para la mejora en el abastecimiento de la zona.  También amplió  la línea de negocio con inversiones en el extranjero con la creación de la sociedad Grupo Cuerva Panamá.
 
Hoy en día Cuerva cuenta con numerosos proyectos en curso, que abarcan dos áreas generales básicas:

1.    Dentro del área de distribución realzaríamos  una nueva Línea de Alta Tensión y la creación de tres subestaciones para la zona de la Vega de Granada (Láchar), otra en la Comarca de La Contraviesa-Alpujarra, y finalmente, una subestación para la zona de Calicasas.
2.    Dentro del área de producción es importante destacar una nueva central hidroeléctrica en la República de Panamá y una planta de producción de energía a través de Biomasa.

Otro acontecimiento a subrayar dentro de la trayectoria empresarial de Cuerva es la constitución de CHC Energía, una comercializadora en el mercado libre en alianza con Hidrocantábrico y las distribuidoras de CIDE.